Como hacerEmpresas y StartupsFinanzasGestiónLegal

¿Cómo abrir una sociedad mercantil en Portugal?

Para constituir una sociedad en Portugal, primero debes obtener un número de identificación fiscal portugués para todos los socios. Luego, debes solicitar la denominación social de la empresa, junto con el objeto social y la ubicación del domicilio social. Después, redacta los documentos constitutivos y estatutos sociales, los cuales pueden ser elaborados por abogados. Una vez completado, presenta la solicitud de registro ante el Registro Mercantil y regístrate a efectos fiscales ante la Hacienda Portuguesa dentro de los 15 días siguientes al registro.

En un mundo empresarial en constante cambio, es fundamental para las empresas españolas adaptarse rápidamente a nuevas circunstancias y buscar oportunidades en otros mercados. Con la reciente suspensión del Tratado de Amistad, Buena Vecindad y Cooperación entre España y Argelia, muchas empresas se encuentran explorando alternativas, y Portugal se perfila como una opción atractiva.

En este contexto, constituir una sociedad en Portugal puede ser una estrategia inteligente para expandir operaciones y asegurar la continuidad del negocio.

En este artículo, vamos a ver detalladamente el proceso de constitución de una sociedad en Portugal y los aspectos clave que las empresas deben tener en cuenta. ¡Sigue leyendo!

Tipos de sociedades en Portugal

Portugal ofrece diversas estructuras societarias que se adaptan a las necesidades y objetivos de diferentes tipos de empresas. Los tipos de sociedades más comunes son:

  1. Sociedades Anónimas (S.A.): Estas sociedades requieren un mínimo de 5 socios, ya sean personas físicas o jurídicas. El capital social mínimo para una S.A. es de 50.000 euros.
  2. Sociedades de Responsabilidad Limitada (S.L.): Requieren un mínimo de 2 socios y el capital social mínimo es de 2 euros.
  3. Sociedades Unipersonales de Responsabilidad Limitada (S.U.): Permiten la constitución con un solo socio, con un capital social mínimo de 1 euro.
¡Muy interesante!  Diferencia entre nota de débito y nota de crédito

La elección entre estos tipos de sociedades dependerá de diversos factores, como la simplicidad deseada, el capital a invertir y el tipo de actividad económica a desarrollar.

Proceso de constitución

El proceso de constituir una sociedad en Portugal implica varios pasos importantes:

1. Obtención de NIF portugués

El primer paso es obtener el número de identificación fiscal (NIF) portugués para todos los socios, ya sean personas físicas o jurídicas. Este número es necesario para realizar cualquier actividad comercial en Portugal.

2. Solicitud de denominación social

Se debe presentar una solicitud para obtener la denominación social de la empresa. Esta solicitud debe incluir tres opciones de nombres, en orden de preferencia, junto con el objeto social y la ubicación del domicilio social.

3. Redacción de documentos constitutivos

Una vez obtenida la denominación social, se procede a redactar el documento constitutivo de la sociedad y los estatutos sociales. A diferencia de España, en Portugal este documento puede ser elaborado y autenticado por abogados.

4. Registro mercantil

La solicitud de registro debe presentarse ante el Registro Mercantil por parte de cualquier socio, consejero o representante legal de la sociedad. Una vez registrado, se obtiene un código de acceso al certificado de registro mercantil online.

5. Inscripción fiscal

Dentro de los 15 días siguientes al registro, la sociedad debe registrarse a efectos fiscales presentando una declaración de inicio de actividad ante la Hacienda Portuguesa.

¿Sabes cómo constituir una empresa en Francia?

Consideraciones adicionales

Es importante destacar algunas consideraciones adicionales para constituir una sociedad en Portugal:

  • Todos los miembros de los órganos sociales que no residan en Portugal deben obtener un NIF portugués.
  • Se recomienda designar a los administradores de la sociedad en el documento constitutivo para facilitar su inscripción inmediata.
  • El proceso de constitución no requiere elevarse a escritura pública, como suele ser el caso en otros países.
¡Muy interesante!  El papel del abogado laboralista en Barcelona

Conclusión

Constituir una sociedad en Portugal puede ser una opción estratégica para las empresas españolas que buscan diversificar sus operaciones y mitigar riesgos en un entorno empresarial cambiante.

Siguiendo los pasos adecuados y contando con el asesoramiento legal necesario, las empresas pueden establecerse con éxito en el mercado portugués y aprovechar las oportunidades que ofrece.

¡No esperes más para expandir tu negocio hacia nuevos horizontes!

Finanzasdehoy.com

Finanzasdehoy.com

Nuestro equipo redactor especializado en economía y finanzas publica siempre pensando en explicar e informar a sus usuarios de forma amena y sencilla. Queremos responder a todas las preguntas que os hacéis a diario en esta temática.¡SOMOS LA WEB DE NOTICIAS DE FINANZAS Y ECONOMÍA!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *