Ventajas de aislamiento térmico para ahorrar energía y dinero

Ventajas de aislamiento térmico para ahorrar energía y dinero

El aislamiento térmico de tu hogar, ya sea interior o exterior , es muy importante si queremos conseguir un ahorro energético y por la misma reducir la factura de luz, gasoil, gas, etc…

Básicamente, con un buen aislamiento térmico optimizaremos los recursos de consumo de la calefacción y aire acondicionado en nuestra vivienda. Según cada casa, incluso podremos mejorar la certificación energética de tipo E a tipo C.

En este artículo, te vamos a explicar la importancia de aislar nuestra vivienda para ahorrar energía y dinero.

Aislamientos térmicos a tener en consideración para nuestra vivienda

Aislamiento térmico exterior e interior de fachadas y techo

Podemos usar diferentes métodos como SATE, aislamiento térmico por insuflado (relleno de cámaras de aire también conocido como soplado e incluso inyección) o trasdosados con aislante térmico como lana de roca (Pladur o cartón-yeso). Estos tipos de aislamientos térmicos son, sin duda, los más comunes en la actualidad.

La cubierta o techo es muy importante proceder a aislar correctamente ya que es seguramente la zona donde es más susceptible a puentes térmicos importantes (entrada y salida de frío o calor).

Ventanas y puertas con rotura de puente térmico

Unas buenas ventanas y puertas tanto de entrada como interiores son muy importantes para garantizar un buen aislamiento térmico en casa. Es de tal importancia que podemos ahorrar hasta un 30% en emisión de calor emitido por la calefacción. Es evidente, si no tenemos puertas pensadas en aislar la casa, estaremos ante un consumo más importante en el uso de la calefacción, así como el aire acondicionado en verano.

Las ventanas y la puerta de la entrad deberán tener un sistema de rotura de puente térmico. A la hora de comprar estos elementos para tu vivienda deberás preguntar al experto en ventanas las características técnicas de las ventanas y la puerta de entrada. Valora la opción de material PVC o aluminio. Ambos materiales tienen, hoy día, estos sistemas de rotura de puente térmico.

También te puede interesar: Energía solar para reducir tus facturas

Aislamiento de tuberías

Deberemos aislar todas las tuberías del sistema de calefacción para optimizar al máximo su rendimiento y evitar la difusión de calor inútil. Podremos usar diferentes medios de aislantes térmicos como la espuma de poliuretano, la fibra de celulosa, la lana mineral, etc…

¿Cuánto puedo ahorrar con un aislamiento óptimo en mi hogar?

Es lógico que te preguntes exactamente cuánto puedes ahorrar antes de decidir si aislar tu casa. No tenemos números concretos para darle en este sentido. Cada hogar es diferente y su consumo energético es diferente, por lo que cada hogar ofrece diferentes posibilidades.

Lo que está más que claro es que una vez instalado un aislamiento térmico adecuado para tu vivienda, notarás una reducción considerable de la factura energética.

Aislamiento de paredes exteriores con SATE: 30% a 60% de ahorro energético. Algunos te dirán incluso que puede llegar hasta 65% pero realmente no hay fundamentos oficiales que lo puede corroborar.

Aislamiento térmico de paredes por insuflado: 40% a 80% de ahorro de energía.

Es decir, al final, puedes ahorrar entre un 30% y un 80%. Sin duda, valió la pena de todos modos.

Recuerda que estos datos son una orientación y desde luego, es muy importante ponerte siempre en mano de expertos en aislamientos térmicos y no una empresa de reformas que le da a todo y a nada.

¿Cómo mejorar el rendimiento del aislamiento de la casa?

Como mencionamos al principio, hay tres formas principales de mejorar el rendimiento del aislamiento de su hogar: interior, exterior o llenando las celdas de aire.

Aislamiento térmico interior

Como su nombre indica, tiene lugar dentro de la casa. El aislamiento generalmente se coloca en las paredes de un piso o casa. Sus principales ventajas son que no se toca la fachada y es muy económico en comparativa con el SATE.

Podremos usar el aislamiento térmico por insuflado (este puede ser interior como exterior) o también poner un trasdosado con aislante térmico (es una pared de cartón-yeso también conocido como Pladur). Lo más habitual en este último caso es usar aislante reflexivo o lana de roca. La lana de roca también tiene buenas propiedades acústicas, además de ser ecológico.

En tu hogar, también puede tomar medidas rentables para aislar puertas y ventanas. Aquí nos asesoraremos que no haya ningún puente térmico alrededor de ellas. Podremos incluso aislar las cajas de persianas para obtener de forma inmediata una rotura de puente térmico.

Los contras del trasdosados es que reduciremos la superficie de las estancia al contrario del aislamiento térmico por insuflado que no se verá afectado en ningún momento esta superficie.

Aislamiento térmico exterior

El proceso de aplicación se hará en la fachada, es decir, desde el exterior. Su colocación es más complicada porque el material se tiene que sujetar a la fachada y muchas veces es un proceso que requiere más inversión tanto en material como maquinaria, por ejemplo, andamios y elevadoras. Este tipo de aislamiento modificará la apariencia de la vivienda y habrá que ver si la normativa urbanística lo permite.

Lo más habitual es una fachada ventilada o un SATE.

¿Cuál es el aislamiento térmico más barato?

Sin duda, la mejor opción tanto por sus propiedades como por su fácil aplicación es el aislamiento térmico por insuflado con celulosa. Rellenaremos la cámara de aire a través de una máquina específica para este relleno. También podremos por insuflar con lana de roca, algo más caro pero ganaremos en un mayor aislamiento térmico, además de acústico.

Por ejemplo, si vives en Madrid y su Comunidad Autónoma tienes a grandes expertos en aislamientos térmicos por insuflado como AislaMadrid, una empresa especializada en estas técnicas.

Los beneficios de un buen aislamiento en tu hogar

Además del ahorro económico ya comentado, suponiendo el aislamiento de las paredes de tu vivienda así como puertas y ventanas, el aislamiento tiene otro tipo de ventajas:

Bienestar: No hay duda de que un buen aislamiento mejorará el confort en tu hogar.

Reducción de la contaminación: Las emisiones de CO2 en tu hogar serán menores porque además podrás reducir el consumo energético optimizando el uso de la calefacción.

Menor probabilidad de enfermarse: Con menos calor que irradia tu hogar, hay menos posibilidades de que las bacterias se multipliquen debido a los cambios estacionales y de temperatura. También eliminaremos o reduciremos la humedad por condensación y la proliferación de moho negro en las paredes.

Ahorro económico: El ahorro de la factura puede llegar hasta un 80% aunque recuerda que son datos orientativos ya que cada caso es un mundo.

Finanzasdehoy.com

Nuestro equipo redactor especializado en economía y finanzas publica siempre pensando en explicar e informar a sus usuarios de forma amena y sencilla. Queremos responder a todas las preguntas que os hacéis a diario en esta temática.¡SOMOS LA WEB DE NOTICIAS DE FINANZAS Y ECONOMÍA!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.