Economía solidaria. Definición y principios.

Una economía solidaria se define principalmente por su programa social más que por su forma legal. Contiene miles de iniciativas para democratizar la economía a partir de la participación en las libertades civiles. El objetivo de una economía solidaria es una forma diferente de gestionar la economía. Quiere producir, consumir, usar, determinar, intercambiar y crear riqueza de manera diferente, es decir, en beneficio de la utilidad social, la calidad de la relación entre usuarios y productores, empleados y empresarios, respetando al hombre y su entorno.

La Iniciativa Económica y Solidaria se basa en los siguientes valores

Ética en las relaciones

Estas medidas se aplican a las economías que se enfocan en las personas, no en las ganancias.

El excedente no puede ser utilizado para enriquecer a personas naturales o jurídicas más allá de la compensación por su participación.

Deben reinvertir para desarrollar actividades y mejorar los ingresos y las condiciones de trabajo.

Estas iniciativas promueven el comercio justo entre los agentes económicos.

Gobernabilidad democrática

La democracia

La Iniciativa Economía y Solidaridad actúa a través de organizaciones y proyectos que permiten a todos expresarse, ser escuchados y convertirse en futuros partícipes de la sociedad.

La transparencia

La Iniciativa Económica y Solidaria actúa con total transparencia ante sus empleados, usuarios y socios.

Esta transparencia debe extenderse en particular a los datos financieros estructurados, incluidas las inversiones financieras y los métodos de compensación de los directores.

La solidaridad

Las iniciativas económicas y solidarias son solidarias entre sí y con los promotores y beneficiarios del proyecto.

Las acciones emprendidas están dirigidas a fortalecer la solidaridad, especialmente entre generaciones y entre territorios.

La solidaridad establece la equidad en la distribución de beneficios, cargas y derechos entre los donantes. Esto es parte de la lucha contra todas las formas de discriminación.

También te puede interesar: Economía de subsistencia. Definición y conceptos.

El desarrollo sostenible

Estos proyectos, iniciativas económicas y solidarias están en línea con el espíritu de desarrollo sostenible, respeto por el medio ambiente y solidaridad con las generaciones futuras.

El desarrollo local

La Iniciativa Económica y Solidaria trabaja con los agentes locales para promover acciones que respondan a las necesidades de las poblaciones locales.

Principios de la economía solidaria

La economía solidaria se define de acuerdo con los siguientes principios:

Principio 1: Los objetos primarios de las estructuras, actividades y proyectos se basan en la búsqueda de la utilidad social (riqueza humana, social, cultural y ambiental).

Una economía solidaria prioriza los intereses sociales y ambientales porque la búsqueda de ganancias no es un fin en sí mismo.

Una empresa solidaria que combina valor agregado de mercado y valor social, apoyándose en una combinación de recursos, combinando pagos de clientes, asistencia estatal y municipal, y compromisos individuales voluntarios. Emplean a personas excluidas o en riesgo de ser excluidas. Brindan servicios personales a personas de bajos ingresos. Brindan servicios colectivos para una mejor convivencia.

Principio 2: Las iniciativas económicas y solidarias contribuyen a la creación de actividad económica, tanto monetaria como no monetaria. Una economía solidaria es una economía de proximidad que implica garantizar la viabilidad financiera de la autonomía de gestión (no depende de donantes ni patrocinadores)

Principio 3: La Iniciativa Económica y Solidaria está comprometida con la toma de decisiones democrática y la gobernanza participativa.

Este tipo de economía se diferencia de una economía liberal en la redistribución del valor agregado y el paso del enfoque de un mundo habitable a las generaciones futuras.

Una empresa basada en la economía solidaria compite en el mercado como cualquier otra empresa, por lo que tiene que funcionar bien. Operan sobre principios democráticos (una persona = un voto) y responden a tres áreas de negocio:

– Interés general (el servicio o producto responde a las necesidades reales de la sociedad)

– Integración social y profesional

– Cambio de moneda o no monetario (acceso a productos y servicios adecuados para el usuario).

Principio 4: La Iniciativa de Economía Solidaria implica un proceso gradual basado en el control mutuo y la obligación de hacer cumplir la transparencia.

La economía solidaria quiere otorgar la ciudadanía multieconómica en igualdad de condiciones con el resto de la economía de mercado y no de mercado.

Sigue no sólo su dimensión socioeconómica, sino también su dimensión sociopolítica. Defiende el cuestionamiento político de la economía, argumentando que hay una serie de fenómenos que se encuentran en el término medio entre las economías de mercado y las de no mercado. Esta no es una economía de enchufe cuya función es «tapar» los males del capitalismo.

Independientemente de su estatus legal, consagra la solidaridad como un principio económico.

Las sociedades anónimas (SA) y las sociedades limitadas (SL) pueden participar en el comercio justo y los consejos locales pueden luchar contra la exclusión invirtiendo en “consejos comunitarios” que permitan a los residentes servir a sus ciudades.

Además de su especificidad, estas iniciativas se basan en la igualdad entre los miembros, buscan la justicia social a través del comercio justo, o defienden el acceso a los servicios o al empleo para todos. Esta economía también existe en las finanzas solidarias, la cultura, el desarrollo sostenible

Finanzasdehoy.com

Nuestro equipo redactor especializado en economía y finanzas publica siempre pensando en explicar e informar a sus usuarios de forma amena y sencilla. Queremos responder a todas las preguntas que os hacéis a diario en esta temática.¡SOMOS LA WEB DE NOTICIAS DE FINANZAS Y ECONOMÍA!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.