Reduflación. ¿En qué consiste? ¿Es ilegal?

Sí, hoy hablaremos de la educación. Esta no es una palabra oficial en la RAE, pero para los economistas y comerciales es una palabra con un significado muy definido.

Entonces, ¿qué es la reduflación?

¿Es una forma de engañar al consumidor?

Se trata de la forma en la que los fabricantes aumentan los precios, pero sin aumentarlos. Disminuyen la cantidad de producto y mantienen el precio, o incluso, lo aumentan, es la famosa estrategia de la reduflación.

En realidad esto no es nada nuevo y se viene implementando desde hace tiempo. Es una técnica muy eficiente porque los consumidores no se detienen al mirar la cantidad de gramos que trae un producto. 

La OCU, Organización de Consumidores y Usuarios en España, alerta sobre este fenómeno cada vez más frecuente. Según estudios recientes, se han registrado unos 273 productos de supermercado en los que se ha observado una reducción del 7% en cantidad producto, pero el precio se ha mantenido, y en algunos casos ha aumentado.

¿Cómo afecta la reduflación al consumidor en la actualidad?

La OCU también ha alertado que esto no es sólo un ligero alimento, sino que está afectando seriamente la economía de los ciudadanos. Se estima que a finales de 2022 el aumento en gastos totales de alimentación para las familias españolas sea de 500 euros. Una cifra, claramente, inaceptable. Quedémonos con esta cifra porque pronto detallaremos cuáles son los productos que están jugando con la economía de las personas.

Nuestra mentalidad está activa en modo crisis cada vez que vamos al supermercado y, casi de forma automática, castigamos los precios más altos, pero la reduflación es tan cautelosa y efectiva que logra engañarnos. Por un lado, los precios pueden aumentar, pero la cantidad en los envases disminuye. Es una trampa que funciona muy bien porque si nos preguntasen por el precio por gramo de cualquier producto, seguro no tendríamos ni idea.

También te puede interesar: ¿Qué es la estanflación?

¿El legal la reduflación?

Es una práctica éticamente muy cuestionable,  pero no se puede considerar ilegal porque los fabricantes tienen libertad de aumentar o reducir la cantidad de producto en los envases. Aunque parece muy molesto verificar la cantidad en gramos, parece que es la forma más adecuada de optimizar el presupuesto. 

A día de hoy, podemos decir que es legal aunque poco ético y comercial tanto en España como todos los países de América Latina. El tiempo lo dirá si intervendrá o no el gobierno de cada país para frenar esta supuesta mala praxis de las empresas.

Para empezar, nos guiaremos por los productos que la OCU afirma que vienen aumentando sus precios y que en sus informes de seguimiento, podemos ver los cambios de los que hemos estado hablando. El ColaCao ha registrado un reducción de 40 gramos menos por envase, la margarina Tulipán lo ha hecho en 50 gramos menos los yogures Activia han hecho lo propio con una reducción de 5 gramos. La pasta Gallo ha reducido un 10% y los lomos de merluza de la marca Pescanova han hecho su reduflación con 10% menos de producto. De hecho, la OCU ha puesto en marcha una denuncia a numerosas empresas españolas por estas prácticas. Veremos que pasa con el proceso judicial.

Respuesta de los industriales 

Desde algunos sectores comerciales se ha defendido está práctica argumentando que es la forma en la que las empresas pueden mantener sus ganancias. Sin embargo, está no es una justificación, es sólo una respuesta que pone todo el peso de los reveses económicos en los usuarios finales.

Finanzasdehoy.com

Nuestro equipo redactor especializado en economía y finanzas publica siempre pensando en explicar e informar a sus usuarios de forma amena y sencilla. Queremos responder a todas las preguntas que os hacéis a diario en esta temática.¡SOMOS LA WEB DE NOTICIAS DE FINANZAS Y ECONOMÍA!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.