¿Qué le espera al mercado de crédito en Europa para 2022?

Seguramente has escuchado en varias ocasiones en los medios de telecomunicaciones noticias diversas sobre el mercado de crédito europeo pero tanto tecnicismo y contrariedad debido a las tendencias políticas de los periodistas, te lleva a mucha confusión y poca comprensión.

Te vamos a explicar de la forma más sencilla la situación actual del mercado de crédito, intentando no usar muchas palabras técnicas aunque sea inevitable.

¿Qué nos espera con el mercado de crédito para 2022?

Las diferenciales de crédito aumentaron de forma considerable en el mes de Enero gracias a la postura del BCE que nos hace considerar la posibilidad de que sus compras de bonos corporativos tengan la posibilidad de ajustarse a la baja durante el segundo trimestre del año. Mientras todo lo anterior ocurre los rendimientos de referencia han aumentado durante los últimos meses. Por lo que las rentabilidades totales negativas (-3,2% para bonos de alto rendimientos y -3,4% para bonos corporativos en euros) se verán reflejados posiblemente en salidas de fondos y aumentará la presión en las ventas.

Es importante mencionar que el crédito ha ofrecido resistencia al compararlo con los otros activos del mercado de renta fija, esto brinda la posibilidad de mitigar la necesidad de reducir el crédito en las asignaciones globales. Por otra parte, los otros componentes relacionados a los aspectos técnicos también ofrecen ayuda en la reducción de la oferta. 

También te puede interesar: Pros y contras de crear una empresa patrimonial

Las emisiones de deuda han sido fuertes durante todo el mes de Enero, sin embargo, se cree que seguirán por debajo de los niveles que fueron alcanzados durante el año 2021. Debido a que en el balance corporativo, el efectivo continúa en un nivel récord, mientras que las compras del BCE durante la expansión cuantitativa (QE) siguen siendo elevadas. Además, según el escenario principal y más probable será en el mes de Agosto.

Los niveles actuales de los diferenciales anexan la disminución del programa de compras de deudas corporativas (CSPP) durante la etapa media del año 2022. Por este motivo, se espera que se mantengan planos hasta finales del año los diferenciales de crédito. Durante el año 2018 se ampliaron en más de 80 puntos los diferenciales de crédito, esto, debido al tapering y a la vez, un panorama macroeconómico malo.

Sin embargo, esta vez es diferente, ya que el entorno macroeconómico es más próspero, mientras que los diferenciales de crédito se encuentran sumamente correlacionados con el ciclo. Además es importante considerar que las reinversiones tanto del APP como del programa PEPP pueden ser asignadas de manera flexible. Esto último, significa que el BCE tiene la posibilidad de continuar siendo el comprador neto del crédito luego del tapering en caso de ser necesario.

Frente a los de alto rendimiento (HY), continuamos manteniéndonos neutrales en cuanto a bonos de grade de inversión (IG), debido a que se cree que la mayor beta será contrarrestada por su menor duración y su mayor carry. Además, se mantiene la creencia de que es preferible el crédito de la UE al compararlo con el crédito de EE.UU. por la recuperación lenta de la política monetaria.

Así mismo, se comienza a sobreponderar las empresas financiadas al compararlas directamente con las no financieras debido a que las empresas no financieras no tendrán el apoyo de las compras del BCE, en cambio, las empresas financieras si se beneficiarán de la mayor rentabilidad  influenciada por la subida de los tipos. Dicho esto, se continúa favoreciendo el riesgo de crédito frente al riesgo de duración.

Finanzasdehoy.com

Nuestro equipo redactor especializado en economía y finanzas publica siempre pensando en explicar e informar a sus usuarios de forma amena y sencilla. Queremos responder a todas las preguntas que os hacéis a diario en esta temática.¡SOMOS LA WEB DE NOTICIAS DE FINANZAS Y ECONOMÍA!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.