Reajuste automático de su cartera de activos

El reequilibrio es el proceso de reasignación de las ponderaciones de una cartera de activos. Consiste en comprar o vender periódicamente los activos de la cartera para mantener la asignación de activos deseada inicialmente, también conocida como asignación objetivo.

¿Por qué es necesario el reequilibrio?

Reequilibrar implica que previamente ha habido un desequilibrio en su cartera. Esto se debe a que el valor de su cartera de activos es inestable a lo largo del tiempo, ya que algunas de sus inversiones crecen más que otras, de acuerdo con la evolución de los mercados financieros. Esto tiene dos efectos adversos:

  • El nivel de riesgo y la volatilidad de la cartera aumentan a medida que la parte de renta variable de la cartera crece por encima de su asignación objetivo;
  • la asignación deja de ser óptima en relación con los objetivos de inversión.

A largo plazo, los precios de las acciones crecen más rápido que los de los bonos. En consecuencia, es probable que la proporción de acciones en su cartera aumente más que la proporción de bonos.

La diferencia entre el objetivo de asignación y las ponderaciones reales de su cartera actual se denomina deriva. Por supuesto, la deriva también puede ser causada por el bajo rendimiento de las acciones en relación con los bonos.

Si no se reequilibra la cartera, una asignación inicial del 75% de renta variable y el 25% de renta fija podría convertirse en una asignación del 85% de renta variable y el 15% de renta fija.

También te puede interesar: ¿Cómo aprender a controlar las emociones en las inversiones?

¿Qué hace el reequilibrio?

  • Garantiza que el nivel de riesgo de la cartera sea coherente, durante toda la vida del contrato, con el nivel deseado por el inversor en el momento de la definición inicial de sus planes y la evaluación de su perfil;
  • le impide cometer el clásico error de comportamiento de comprar caro y vender barato. Elimina toda emoción de la ecuación de la inversión.

¿Cómo se mide la deriva o desviación?

La desviación de la cartera es la desviación total de cada clase de activos (en términos absolutos) de su ponderación de asignación objetivo, dividida por dos.

El reequilibrio es, por tanto, la acción que se lleva a cabo para reducir esta deriva.

¿Cómo y cuándo se reequilibra mi cartera?

Hay dos factores que generan el reequilibrio:

  • Las variaciones de los precios de las distintas clases de activos que componen la cartera;
  • cambios manuales en su asignación de objetivos.

Tras un fuerte cambio en los mercados

Los estudios demuestran que el reequilibrio de la cartera es más eficaz cuando la proporción de cada clase de activos se ha desviado de su asignación objetivo en una cantidad determinada. Por lo tanto, el reequilibrio se activa por un umbral y no por un plazo (mensual, anual, etc.).

Por tanto, el reequilibrio se realiza comprando activos cuando el mercado correspondiente ha caído y vendiendo cuando ha subido. Esto nos permite vender a un precio alto y comprar a un precio bajo, aprovechando las inversiones de alto rendimiento y reinvirtiendo estos beneficios en activos que aún no han experimentado un crecimiento similar.

Tras un cambio manual de su asignación de destino

Con su asesor financiero, tiene la posibilidad de cambiar la asignación objetivo moviendo la asignación entre la renta variable y la renta fija. Como resultado, se reequilibrará para llevar la deriva al 0%. Esto implicará la venta de determinados activos que podrían dar lugar a la realización de plusvalías.

Finanzasdehoy.com

Nuestro equipo redactor especializado en economía y finanzas publica siempre pensando en explicar e informar a sus usuarios de forma amena y sencilla. Queremos responder a todas las preguntas que os hacéis a diario en esta temática.¡SOMOS LA WEB DE NOTICIAS DE FINANZAS Y ECONOMÍA!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.