¿Por qué contratar una asesoría de empresas? 7 buenas razones.

Ante la multitud de tareas que conlleva la contabilidad y la gestión de la empresa, algunos directivos optan por acudir a una asesoría de empresas o una gestoría en Valencia  u otro ciudad.

Aquí te contamos 7 buenas razones para contratar los servicios de una asesoría de empresas.

1.   Gestión de contabilidad por profesionales y expertos

Como verdadero barómetro de la salud de una empresa, la contabilidad debe ser lo más rigurosa posible. Para determinadas formas jurídicas (como SL y SA), los balances y los documentos contables como facturas deben archivarse y conservarse durante varios años (5 años en España). Será muy importante un control riguroso y un seguimiento con lupa del estado contable para la buena gestión de la empresa.

La contabilidad requiere conocimientos específicos y avanzados a los que los emprendedores no siempre tienen acceso.

Con este servicio, los profesionales sin duda se beneficiarán de una gestión precisa y actualizada sin necesidad de contratar contables en plantilla.

2.   Para ver más  allá

La contabilidad no es solo una obligación normativa, sino que, debidamente elaborada y analizada, es también una herramienta de gestión para las empresas. Para este fin, la perspectiva de los contables es una contribución esencial.

Algunos tareas relevantes de una asesoría o una gestoría de empresas:

  • Apoyo para el cierre de cuentas
  • Contabilidad
  • Facturación y declaración del IVA
  • Incluso analizar balances y cuentas de resultados en detalle

Hoy en día, las asesorías de empresa pueden brindar muchos servicios que van mucho más allá del ámbito puramente contable. Ofrecen asesoramiento personalizado en los aspectos legales, financieros y administrativos de la vida empresarial. ¿Cuáles son sus metas a mediano y largo plazo? Ayudar a cada cliente a tener una visión global de su situación actual para desarrollar una estrategia ganadora de futuro.

También te puede interesar: ¿Qué son las finanzas descentralizadas?

3.   Externalizar su departamento de recursos humanos (laboral)

En las PYMES, utilizar un asesor de empresas es una excelente opción para crear un departamento de recursos humanos externo. Por ejemplo, los servicios proporcionados por una asesoría o gestoría son:

  • Preparación de contratos de trabajo.
  • Elaboración de cartas de despidos
  • Gestiones con la Seguridad Social (altas/bajas trabajadores)
  • Control de la hoja de asistencia de los trabajadores
  • Elaboración y emisión de las nóminas.

Los servicios externos de recursos laborales de una asesoría de empresas ofrece los siguientes beneficios:

  • Lograr economías de escala¡
  • Ahorrar un tiempo valioso
  • Gestionar el personal de una empresa cumpliendo de acuerdo con la ley del país en cuestión.
  • Finalmente, delegar la gestión de los recursos humanos y la nómina a las gestorías de empresas asegura que las empresas no se vean sobrecargadas durante los períodos de máxima actividad.

4. Optimización del sistema de facturación

Las facturas son una parte esencial del éxito de un negocio. La morosidad es un problema fundamental para las empresas. En cambio, los empresarios creen que cobrar las facturas más rápido les permitirá:

  • Más innovación
  • Contratar más personal
  • Diversificar el catálogo de productos y servicios
  • Abrir una o varias nuevas sucursales o delegaciones

Trabajar con una asesoría de empresas puede permitir que una PYME establezca un sistema de facturación que realmente funcione. Estos servicios pueden ayudarte a:

  • Emitir y enviar rápido facturas en el formato correcto y corporativo
  • Actualizaciones en vivo sobre el estado de cada situación de factura pendiente
  • Recordatorio de pago instantáneo

5. Para iniciar una actividad empresarial

La creación de una empresa es un proceso complejo que requiere tomar decisiones importantes. Algunos gerentes de proyecto utilizan los servicios de una asesoría de empresas incluso antes de comenzar una nueva actividad. De esta forma, pueden obtener un valioso asesoramiento contable y financiero que les ayude a montar su negocio y elegir la forma jurídica que mejor se adapte a sus objetivos, entre ellos:

  • SL (Sociedad de Responsabilidad Limitada)
  • SLU (Sociedad de Responsabilidad Limitada Unipersonal)
  • SA (sociedad anónima),
  • Autónomo
  • Cooperativa

Solo un experto en gestión de empresas puede definir la forma jurídica ideal, teniendo en cuenta todas las variables del proyecto (capital inicial, número de socios, objetivos de facturación anual, etc.).

Después de dar el primer paso, el asesor de empresas será responsable de realizar los trámites administrativos necesarios para la constitución de la empresa, tales como:

  • Inscripción en el Registro Mercantil
  • Altas en Seguridad Social y actividad(es) ante Hacienda
  • Redacción escrituras de la empresa para ser firmadas por los socios ante notario

6. Ayuda inmediata en caso de problemas

El papel del asesor de empresas es actuar en interés del cliente. De esta forma, las empresas pueden recurrir a este aliado para obtener un asesoramiento personalizado y objetivo cuando surjan problemas. Por ejemplo, frente a una pérdida significativa de facturación o escasez recurrente, los expertos financieros pueden:

  • Ofrecer un análisis en profundidad de la situación actual
  • Explicar exactamente el origen del problema
  • Proponer un plan de acción inmediato para remediar la situación crítica

En términos más generales, trabajar con una asesoría de empresas es una excelente manera de evitar que los problemas de gestión destruyan la estructura corporativa. Con la supervisión contínua de estos profesionales, las dificultades se resuelven más fácilmente y de forma inmediata.

7. Optimización de la productividad de los trabajadores de la empresa

La evidencia es clara: las tareas administrativas no solo desperdician el tiempo de los empleados en todo el mundo, sino que también los distraen de las tareas principales. Esto ocurre especialmente en países como España, Reino Unido y Holanda (según estudios), donde un oficinista sólo puede dedicar el 70% de su tiempo de trabajo a tareas esenciales, tareas directamente relacionadas con el trabajo que está realizando.

Esto puede significar una pérdida de tiempo para los empleados y una pérdida de dinero para las empresas.

Al delegar la mayoría de las tareas administrativas y contables a una gestoría o asesoría de empresas, esto puede liberar tiempo y reducir la carga de trabajo del personal.

De esta forma, la plantilla de la empresa se centrará en las funciones principales y prioritarias para el buen funcionamiento de la gestión de la empresa permitiendo ser más productiva. También lo podemos definir como el coste de oportunidad.

Finanzasdehoy.com

Nuestro equipo redactor especializado en economía y finanzas publica siempre pensando en explicar e informar a sus usuarios de forma amena y sencilla. Queremos responder a todas las preguntas que os hacéis a diario en esta temática.¡SOMOS LA WEB DE NOTICIAS DE FINANZAS Y ECONOMÍA!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *