¿Cómo ahorrar en la factura de energía en la cuesta de enero?

Enero no sólo trajo frío, sino que los precios de la electricidad también aumentaron considerablemente. En concreto, el precio de la electricidad regulada aumentó un 27%, pasando de 13,24 euros por kW/h a principios de 2021 a 16,81 euros a principios de 2022.

Este aumento se debe principalmente a un aumento significativo de la demanda debido a las bajas temperaturas y al mayor uso de diésel y carbón para la generación de energía, en detrimento de energías renovables como la solar y la eólica.

Este incremento afecta a aquellos hogares con tarifa indexada, con un funcionamiento regulado por el mercado mayorista de electricidad -similar a la Bolsa- y con cuantías diferentes cada hora, que hará aún más difícil la ‘cuesta de enero’ para estas familias, que engloban a 11 millones de personas en España.

Para saber qué tipo de tarifa de electricidad tiene tu hogar, sólo tienes que mirar los datos del contrato en tu factura de la luz. En el caso de «tarifa PVPC» o «tarifa regulada», se verán afectados los incrementos de precio de la electricidad antes mencionados.

Ante esta situación, hemos elaborado una guía que recoge las claves para ahorrar en tu factura de la luz, sea cual sea el tipo de factura del contrato, para ayudarte a paliar la cuesta de enero en 2022.

También te puede interesar: ¿Cómo reducir la factura mensual con energía solar?

Consejos para reducir la factura de luz en enero

1. Luz natural: Aprovecha al máximo todas las horas de sol y abre las cortinas y persianas para dejar entrar la luz natural. Apaga siempre las luces si no las usas o si no es estrictamente necesario.

2. Bombillas LED: El tipo de bombillas tiene un gran impacto en la factura de la luz. Apostar por las LED en lugar de las incandescentes supone un ahorro superior al 80% porque requieren mucha menos energía para funcionar y proporcionan la misma cantidad de luz. Además, duran más: una media de 9 años, frente al año y medio de las bombillas convencionales. Asimismo, las bombillas LED son más energéticamente eficientes que las bombillas halógenas o de bajo consumo.

Otra buena práctica es reducir el número de bombillas por habitación, ya que en muchos casos hay más de las necesarias en una habitación, o dos bombillas están muy juntas. Algunas de estas bombillas se pueden eliminar, o en lugar de dos bombillas, utilizar una pero más potente y que consuma menos.

3. Prácticas de ahorro de energía para dispositivos electrónicos: carga completamente la batería y en modo avión, no dejes los dispositivos electrónicos en modo de espera para reducir las facturas en un 10%, o reemplaza las pantallas regulares por pantallas LCD.

4. Potencia real y potencia contratada: La potencia contratada suele ser mayor que la demanda real del hogar, por lo que el coste es mayor de lo que debería. Por ello, es recomendable fijarse en la potencia de contrato, es decir, el número de dispositivos que se pueden enchufar a la vez sin que salten los plomos. ¿Cómo?Suma la potencia de todos los electrodomésticos en el hogar y contrata la potencia necesaria a partir de esta suma. La calefacción eléctrica absorbe mucha luz y requiere una potencia de 1000-2000 W. Si es una calefacción de baja potencia, bajará a 400-800 W. Los hornos, las lavadoras y los lavavajillas son los electrodomésticos que requieren de mayor potencia con 1200-2200 W, 1500 W y 2200 W respectivamente.

5. Nueva tarifa 2.0 TD: La nueva tarifa de electricidad lleva implícita una discriminación horaria, lo cual divide el día en diferentes franjas, siendo el precio de la electricidad menor en unas que en otras. Las horas nocturnas y los fines de semana y festivos son las horas más baratas.

6. Uso eficiente de la calefacción eléctrica: a mayor temperatura, mayor consumo de calefacción. De media, se ahorra entre un 7 y un 11 % de energía por cada grado inferior. La temperatura ideal ronda los 19-21 grados, y se recomienda no superar los 16 grados por la noche. Además, se recomienda utilizar un termostato de regulación automática de la temperatura, así como llevar ropa de invierno en casa y no encender la calefacción en las habitaciones que no se utilicen con frecuencia.

7. Usa bien los electrodomésticos de tu cocina: Estos electrodomésticos son una gran parte de tu factura de la luz.

Javier Santos

Hola y bienvenidos a Finanzasdehoy.com, soy Javier Santos, en esta web comparto guías y noticias de interés sobre finanzas y economía

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.